Archivo por meses: abril 2015

RENOVACIÓN

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
Miembro Asociación Aragonesa de Escritores.
ZARAGOZA, 19 de Abril del 2015.

RENOVACIÓN

Generosa «Primavera»,
a pesar de los años
siempre nueva.

Tu derroche de belleza,
y abundancia para todos,
me hace comprender,
que nos están engañando,
en «luchas vanas»,
de dinero, y poder.

Ricos, y amados,
debemos sentirnos,
cuando todos los años,
nos visitas,
llena de regalos.

Con tu fuerza todo lo renuevas,
y a los humanos,
en nuestra sangre,
gran vitalidad inyectas.

«Primavera» me sorprendes,
con la unión, vida y muerte.

«Primavera» muchos seres,
nacen en tu estación,
mas otros tantos te llevas,
dejándonos helado el corazón.

CUESTA ARRIBA

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
Miembro Asociación Aragonesa de Escritores.
ZARAGOZA, 12 de Abril del 2015.
Irene

CUESTA ARRIBA

Tras el abismo,
confusión.

Otra noche,
otro sueño.

¡UN MONTE!, y….
un sendero, con curvas.

Una niña va corriendo,
«CUESTA ARRIBA»,
cantando, feliz,
no se cansa,
porque..en la cima,
«EL, LA ESPERA»,
con sus ojos color ámbar,
llenos de luz… ternura,
y, una sonrisa dulce… mansa.

La niña comprende,
que no debe de tener miedo, a nada,
pues… a lo largo de su vida,
Ángeles del «Maestro», la acompañan.

Mount-Tabor-aerial-from-northwest,-tbs121210011-lugaresbiblicosMONTE TABOR

Dedicado a: Vanesa

Una colaboración de la Autora, en Radio Ebro.
«Estudio Abierto», «Tertulia Senior».
Dirigido por: Mayte Salvador.
Martes, l4 de Abril del 2015.

 

HUMANOS POR EL AMOR

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
Miembro Asociación Aragonesa de Escritores.
ZARAGOZA, 6 de Abril del 2015.

Sras. y Sres. Buenas Noches,
y gracias por venir,
como diría nuestra queridísima,
Lina Morgan.

IreneHUMANOS POR EL AMOR

En momentos de gran soledad,
mis amigos han sido los animales.

Algunos, abandonados estaban.

Puedo nombrar a mi perrita «XANA»,
que por estar enferma,
a un contenedor la echaban.

Resultó ser, UNA Pastor Alemán,
de pura raza.

También puedo citar,
a mi gatito «AZUL».

¡Una bolita de barro era!,
cuando lo encontré,
en un día de lluvia,
debajo de una rueda.

Supe que era felino,
por sus endebles maullidos.

Al día siguiente,
un precioso gatito Siamés,
resultó ser.

El azul de sus ojos,
era tan intenso,
que de mi boca al instante salió,
su nombre, A Z U L.

Por un tiempo,
mi famiia fueron.

Al llegar tarde a casa,
ellos en la puerta estaban,
sin cansarse de esperar.

No había reproches,
sólo miradas de gratitud.

Con lametazos, y gran alegría,
me enseñaron lo que es la bondad.

En su partida al mas allá,
me recordaron mi mortalidad,
despidiéndome de ellos,
con el ruego…
¡Esperadme, nos volveremos a encontrar!,
y ya nada nos separará.

En la actualidad,
tengo una perrita muy buena,
que baila, y canta.

El destino nos unió,
de una manera casual,
siendo nuestros cumpleaños,
el mismo día, y mes.

Su nombre VIOLETA, ES.

Hay niños que nacen,
amando a los animales,
llevando debajo del brazo,
un título de honor, que dice…

¡HUMANOS POR EL AMOR!.

Los que maltratan,
abandonan, y demás infamias,
ellos solos se degradan.

Su inhumanidad nos advierte,
que existe la maldad.

En lo más profundo de mi corazón,
me alegra, y tranquiliza saber,
que también existen personas,
con la capacidad de abordar la sin razón,
de los que infringen dolor,
a seres inocentes,
y que en estados lamentables
rescatan, y cuidan,
paliando en sobre manera,
el daño ocasionado.

Este es el caso de A.D.P.C.A.

Asociación para la defensa,
y prevención, de la crueldad,
contra los animales,
y que hoy nos ocupa.

En una visita al refugio,
de esta nuestra asociación,
lo qué pude observar,
fue a una gran familia,
constituida, por cuidadores, y perritos.

Los animales, no sólo estaban asistidos,
sino que en sus miradas, había gratitud.

También pude apreciar,
que recibían a nivel individual,
una gran comprensión,
por las diversas,
y tristes experiencias,
que cada uno de «ELLOS»,
sufrieron.

En conclusión,
había, mucho, mucho «A M O R».

Un nuevo refugio precisan,
por las temibles inundaciones.

Por esta cuestión estamos aquí,
para ayudar, y apoyar,
a quienes se lo merecen «T O D O»

Buenas noches, y gracias reiterativas,
por estar aquí.

irene

yayos

«ÁNGELES SIN H0GAR».
UNA COLABORACIÓN DE: IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ.
Relato leído en el «TEATRO PRINCIPAL».
ZARAGOZA, 6 de Abril del 2015.

¡Y DESCENDIÓ A LOS INFIERNOS!

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
Miembro Asociación Aragonesa de Escritores.
ZARAGOZA, 29 Marzo del 2015.

Irene¡Y DESCENDIÓ A LOS INFIERNOS!

Hace años, recibí una llamada telefónica de una conocida, que se encontraba ingresada en un hospital.

Por su voz endeble, y lo que me contó, pude deducir que se hallaba en un estado grave de salud.

También me hizo saber que había solicitado, el poder hablar conmigo.

Recuerdo haberla tratado con todo el amor, cariño, y comprensión, que me caracteriza en momentos tan especiales.

Al poco tiempo recibí su visita, y con gran alegría pude comprobar, que había superado su enfermedad.

Dándome muestras de agradecimiento, me entregó un pequeño crucifijo.

Con ilusión, e impaciencia, me apresuré a colocarlo en mi cuello.

A su vez, me acuerdo de haber mantenido en aquel mismo día, una conversación de gran misticismo, con unos amigos.

Esa misma noche, cuando me encontraba en un sueño profundo, vi como se abalanzaba sobre mí, de una manera vertiginosa, una imagen de un hombre con un rostro inflamado, amoratado, totalmente desfigurado. El cabello era un amasijo de barro, sangre…su cuello, se hinchaba por momentos, y la cabeza intentaba reposar, hacia el lado derecho de su hombro. La sensación que sentí al verlo, era como si estuviera sufriendo algún tipo de sujeción que le producía tirantez ,y  dolor…..

Aquel ser, luchaba por posicionar de alguna manera su cuerpo, en una tremenda agonía. Alrededor de él, había mucho alboroto, se oían voces de hombres hablando en un tono alto,  entretenidos en algún juego de azar, mientras que otros le insultaban con una palabra, en un idioma que desconocía, pero yo sabía con certeza, que era: «perro», «perro», «perro».

En mi sueño, podía ver con claridad, que aquel hombre estaba muriendo en unas circunstancias terribles.

Solo podía observar, su cabeza, su cuello, y… ¡de repente!, empecé a experimentar unida a él, como nos hundíamos en un abismo obscuro, profundo, que producía mucho miedo. Ocurrió rápido, y si hubiera durado un poco más, probablemente me hubieran encontrado muerta en mi cama. A la mañana siguiente, al poco tiempo de estar levantada, recordé el sueño, y me encontré realmente desconcertada ante aquel extraño rostro con el que había soñado.

Instintivamente mi mano se dirigió hacia la cruz que colgaba en mi pecho, y mirándola, de inmediato comprendí que….era «EL NAZARENO».

nazareno

Una colaboración de la Autora, en Radio Ebro.
«Estudio Abierto», «Tertulia Senior».
Martes, 31 de marzo del 2015.