Archivo de la etiqueta: huir

“HUIR DE LA REALIDAD”

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
Zaragoza, 25 de marzo del 2018.

“HUIR DE LA REALIDAD”

Como si de una diligencia
de inspección ocular se tratara,
al caer la tarde
los octogenarios Joaquín y Manuela
dedicaban su tiempo
para encontrar a un hipotético
hijo desaparecido.

Solían escudriñar
con gran desasosiego
en los cobijados
cajeros de los bancos,
en lugares de caridad,
refugios, parroquias, parques…

Buscaban con ansiedad,
en la faz de los indigentes
el rostro de su ausente hijo,
y al unísono
sufrían con todos ellos,
sintiéndose unidos
al fraterno, “dolor universal”.

Sobre cartones
y tapados con una pobre
raída y sencilla manta,
dormían aquellos
desafortunados hombres.

Estos padres
hacía mucho tiempo
que no veían
a su querido hijo,
y temían e imaginaban
que hubiera podido caer
en la indigencia.

Estaban tan sensibilizados
por el dolor de no saber nada
de su Ángel,
que cualquier persona,
o animalito,
que observaban en apuros,
les hacía sentir
con la obligación
de una bienhechora acción.

Se autoengañaban pensando
que la falta de noticias
de su muy amado hijo,
era porque les ocultaba
que había fracasado
en su proyecto de vida.

Así que con pasos lentos
y dolientes espaldas encorvadas,
cogidos del brazo,
con un semblante triste
y llenos de preocupación,
no desistían todos los días
en salir a buscarlo.

En la mente de los ancianos,
solo existía el deseo
de poder estar con su hijo,
para ofrecerle un techo
y un plato caliente de comida.

Sus vidas arrastraban
ausentes de calma
al no saber nada
de su hijo del alma.

Joaquín padecía
una demencia senil,
y Manuela había sufrido
durante muchos años
ataques epilépticos,
esto sumado a sus edades
los convertía en unos ancianos
con una mala función cognitiva,
indefensos, frágiles, despistados,
y bastante dispersos.

La realidad era que hacía tiempo
que “su hijo estaba muerto”,
y fueron incapaces de aceptar
las nefastas circunstancias
del deceso.

Queridos lectores,
grande fue la sorpresa
cuando nuestros protagonistas
de la mano de la Parca
pasaron al otro lado,
y se encontraron
con su Ángel anhelado,
y esta inmensa alegría
les vino de maravilla
ya que habían…
recobrado la cordura.

Pues en su paso por este planeta,
no supieron ni quisieron admitir
el duro y triste
fallecimiento de su hijo.

Acompañados
de las hermosas damas
Esperanza y Constancia,
prefirieron vivir
una ficción terrenal,
sin sospechar
que las “Divinas virtudes”,
premiarían a estos padres
a través del encuentro
con su Ángel en el cielo.

Este relato es real,
mas para guardar
la intimidad
de sus protagonistas,
he preferido cambiar nombres
y adornar parte del argumento.

Relato publicado en la Revista de COAPEMA.
Consejo Aragonés de las personas Mayores.
FEBRERO 2018. N° 95.“LA MARAVILLA DE LA NATURALEZA”