Archivo de la etiqueta: regalo

«UNA SUTIL PRESENCIA»

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
ZARAGOZA, 2 de abril del 2O19.

«UNA SUTIL PRESENCIA»

Ana, adormecida se encontraba,
y ella misma
suavemente se mecía,
ayudada por su inseparable
y confortable mecedora.

Recordaba… instantes mágicos
experimentados en su larga vida,
y que, para ella significaban regalos
del enérgico e implacable «destino».

Sí…era el misterioso resplandor
que la bendecía y fortificaba,
acompañándola en momentos
trascendentales de su existencia.

En una ocasión,
se sorprendió gratamente
ante una entrevista televisiva.

Era a la nieta y sobrina
del poeta y dramaturgo José Zorrilla.

La vallisoletana y magnífica escritora
Rosa Chacel,
que en dicho programa exponía
una experiencia similar a la suya,
decía así … ¡esa luz inesperada
el día del nacimiento de mi hijo!

Ana, al escuchar aquellas palabras,
se sintió «menos sola»
evocando, para sí misma…
¡ese haz dorado
que penetró a través de mi ventana
después
de un exhaustivo alumbramiento!

¡Luz que ilumina a una niña
en un campo de trigo
al mediodía!

¡Esa sutil presencia,
de protección implícita,
con un júbilo cantarín
de energía calculada
en el Amor y la Unión!

¡Vidas que obtuvieron
matrícula de honor,
en su particular juicio final,
al cumplir con esmero
los deseos del Eterno!

¡Seres angelicales
de sistemas solares,
hermanos
muy evolucionados,
que llenos de compasión
se desplazan en un instante
para aportarnos entereza!

¡Todos «ellos»
con cariño nos observan,
admirando tanta valentía
de criaturas humanas
que asumiendo la triste realidad,
respetan y aman la vida!

Cuando Ana era visitada
y envuelta en esa refulgencia
la gravedad desaparecía,
ligera como una pluma se sentía
y al mirarse en un espejo
siempre le sorprendía
verse rejuvenecida.

Aquel día fue diferente,
mientras la silenciosa luz
acariciaba el rostro de Ana,
el viaje final comenzaba
hacia aquella estrella lejana,
donde habitaba
su madre del alma.

Escrito publicado en la Revista n°100 de COAPEMA,
(consejo aragonés de las personas mayores).

 

MOMENTOS DE OSCURIDAD

IRENE FRANCISCA BAÑOS GÓMEZ
Miembro Asociación Aragonesa de Escritores.
Zaragoza, 15 de Junio del 2016.1_Foto_Irene

MOMENTOS DE OSCURIDAD

Cielo se encontraba sentada
en medio de la nada.

Todo lo que podía divisar a su alrededor
era el espectáculo de un monte árido.

Necesitaba estar sola,
meditar sobre la Parca
y preguntarse a sí misma
el porqué de sus zarpazos.

La Santa Muerte se iba llevando
sin ninguna consideración
a sus seres amados.

No importaba la forma ni de qué modo,
algunos habían sido sumamente inocentes,
otros castigados sin piedad en un hospital.

El diablo deseaba que…
en su Padre Celestial no creyese,
sumiéndola
en una profunda tristeza y oscuridad.

En un periodo corto de tiempo,
la realidad cruda
la había arrojado
de su nube blanca y confortable..

A pesar del paisaje desolador
que la envolvía,
podía reconocer
el milagro de la vida.

Observó la gruta del jabalí,
las huellas del tejón,
la madriguera de la liebre,
el aroma del tomillo y el romero…

Por un momento
se preguntó a sí misma,
¿y si después de esta breve existencia
todo terminara en la nada?
La respuesta fue rápida,
porque el viento comenzó a susurrar…

¡En cualquier caso
la vida hay que venerarla,
y por más que te empeñes
siempre estarás acompañada!

¡Son nuestros cuerpos cansados
los que se han ido,
no nuestras almas!

¡Sí Cielo, todo es un sacrificio de Amor!

¡Inútil la ambición, el rencor, la envidia…
ya que la vida es para venerarla y vivirla…
desgraciados son los que ensucian la misma!

Cielo, de inmediato se dispuso a llamar a su padre
y entre palabras de reconocimiento le dijo…
¡ Gracias papá por amar a mamá
y haberme concedido los dos
el don maravilloso de la vida!

128205032

Relato interpretado por la Autora en:
GestionaradioZaragoza 99.7 FM.
«Zaragoza al día» Miércoles de 13:00-14:00 horas.
Dirección: Mayte Salvador.
Zaragoza 15 de Junio del 2016.
Música de fondo: LA CANCIÓN MÁS HERMOSA DE LA MÚSICA CLÁSICA-
ALBINONI- ADAGIO IN G MINOR